DETECCIÓN POR TRAMPEO DE MOSCA DEL MEDITERRANEO EN GUATEMALA

La detección por trampeo es utilizada para determinar la presencia o ausencia de la Mosca del Mediterráneo en estado adulto en un área determinada. Este método consiste en el establecimiento y mantenimiento de una red de trampeo efectiva y estratégicamente instalada; sujeta a revisiones periódicas de acuerdo a la importancia del área. Se utilizan diferentes tipos de trampas, dentro de las cuales están: Jackson, Panel Amarillo, Trampa Seca de Base Abierta (OBDT) o también conocida como Fase IV y C & C (Cook and Cunningham). El atrayente utilizado puede ser sexual, alimenticio y/o visual.

Dentro de las trampas de atrayente sexual se encuentran la trampa Jackson, Panel Amarillo y C&C.

TRAMPA JACKSON

La trampa Jackson está compuesta por un cartón encerado doblado en forma de prisma, un gancho de alambre que sirve de sostén de la trampa en el hospedero en donde se coloca el atrayente que en este caso se denomina trimedlure, que es un atrayente que principalmente atrae machos.

El trimedlure en su presentación sólida se encuentra dentro de un polímetro, el cual se va liberando lentamente y dependiendo de las condiciones ambientales, su cambio puede ser de 6 a 8 semanas. Este trimedlure sólido se coloca dentro de una canastilla especial, el cual se fija en el gancho de la trampa.

El otro componente de la trampa Jackson, es el inserto o laminilla, el cual es un cartón recubierto con un material que aumenta su durabilidad en el campo, donde en uno de los lados se le aplica una capa delgada de pegamento, que es donde se van a quedar las moscas del Mediterráneo pegadas, el cual se cambia al revisar la trampa, y debe ser trasladado al laboratorio doblado de una forma que no permita que se dañen las moscas dentro de la laminilla. La trampa Jackson ha sido ampliamente utilizada ya que su costo es bajo, y es eficiente en la captura de machos de la mosca del Mediterráneo. Esta trampa se puede determinar las poblaciones silvestres de la mosca del Mediterráneo y evaluar la liberación de la mosca del Mediterráneo estéril en campo, también se utilizan para evaluar medidas de control.


TRAMPA PANEL AMARILLO

La trampa Panel Amarillo está compuesta por un cartón amarillo con una capa delgada de pegamento el cual es doblado por la mitad, quedando los dos lados exteriores con pegamento. El atrayente utilizado es el trimedlure, en presentación líquida el cual se mezcla con el pegamento a razón de 13 gramos de pegamento por 2 gramos de trimedlure.

Es una trampa que captura machos, y además de la atracción sexual, se tiene la atracción visual por el color amarillo y que tiene una mayor superficie de captura. La liberación del trimedlure es en forma rápida al igual que su atracción, por lo que se utiliza en áreas post supresión de la plaga y en áreas libres de mosca del Mediterráneo, donde se requiere de trampas de mayor sensibilidad.


TRAMPA C&C

La trampa C&C Consiste de dos paneles amarillos con una capa fina de pegamento, doblados por la mitad, donde al final quedan cuatro caras con pegamento y en medio de estas se encuentra un panel de trimedlure sólido que contiene 10 gramos de trimedlure.


Los tres paneles están sujetos a una base que tiene un gancho en la parte superior. La liberación del trimedlure es de forma lenta por lo que puede estar en el campo hasta por 13 semanas sin necesidad de cambiar el panel de trimedlure.

Cuando la trampa se revisa se deben cambiar los dos paneles amarillos que deben contener la misma información y solo diferenciarlos por una letra. Esta trampa se puede utilizar para monitorear y detectar incursiones de poblaciones muy bajas de la mosca del Mediterráneo.


TRAMPA FASE IV

Dentro de las trampas de atrayente alimenticio se encuentra la trampa fase IV, la cual se compone de un cilindro con fondo abierto de cartón de color verde recubierto con un plástico para aumentar su duración en el campo; la parte superior es de plástico transparente y en los extremos tiene tres agujeros equidistantes a lo largo de la circunferencia del cilindro entre los dos extremos, en la parte interior se colocan los atrayentes alimenticios que son: Putrecina, Trimetilamina y Acetato de Amonio, en medio del cilindro sujeto por el gancho se coloca el inserto o laminilla con pegamento.

Debido al tipo de atrayente se capturan hembras en mayor proporción, ya que los atrayentes van pegados dentro del cilindro (cartón), se cambian junto con estos y puede ser cada cuatro semanas o cuando ya no se encuentren en buen estado. Al darle servicio a la trampa y al no encontrarse uno de los atrayentes, este debe ser reemplazado, por lo cual se debe tener un orden al momento de la colocación y así saber cuál es el que se va a reemplazar. Esta trampa se recomienda principalmente en áreas de liberación de inscto estéril, debido a que presenta una menor recaptura de machos.

La instalación de una red de trampeo va a estar determinada por las características del área, la disponibilidad de hospederos, su distribución y su fenología. Para la instalación de la trampa hay que seleccionar el lugar donde haya una mayor probabilidad de poder capturar la mosca del Mediterráneo. De acuerdo a estudios realizados el lugar es donde la mosca del Mediterráneo tiene las cópulas, y este lugar es en el lado este del árbol y es donde se deben instalar las trampas. También hay que seleccionar lugares donde la mosca del Mediterráneo pueda encontrar refugio y alimento, ya que si tiene buenas condiciones su movimiento dentro del área va a ser limitado ya que no va a tener que desplazarse a buscar alimento, copula o refugio y el tipo y densidad de trampas a utilizar va a depender de la estrategia establecida para el sistema de trampeo de acuerdo a el área donde se va a instalar la red de trampeo, si está sujeta el área a liberación de insecto estéril, y la presencia o densidad de la plaga.

Después de haber seleccionado el lugar para la instalación de la trampa hay que hacer la georreferenciación de la trampa, lo cual se puede hacer con la ayuda de las hojas cartográficas o con GPS. Posteriormente,se debe identificar la trampa y describir las características del lugar. Al trasladar esta información al departamento de informática se le asigna un Código Único. La información de la trampa debe incluir nombre del revisor, coordenada, ruta, correlativo, cuadrante, municipio, altura sobre el nivel del mar, uso de la tierra, referencia y otra información que sea requerida.

La señalización de la trampa en el campo se debe de hacer utilizando una señal guía, la cual se debe observar sobre el camino o vereda y desde esta, se debe observar la señal del hospedero, la cual debe quedar a menos de tres metros de la trampa. Las señales son tiras de 10cm de ancho y 70 cm. de largo de nylon color blanco.

El servicio de la trampa se debe de hacer de acuerdo a la estrategia establecida y puede ser cada siete o catorce días, cambiando la laminilla y dependiendo del estado de la trampa al requerirlo debe ser cambiada, también hay que observar el estado del atrayente. Para mantener la alta eficiencia de la trampa, cuando lo amerite, debe ser rotada de acuerdo a la disponibilidad del hospedero, y en algunos casos se debe trasladar a otro lugar. Cuando no hay hospederos se elimina la trampa.

Después de obtener el código único de la trampa se deben elaborar los mapas de trampeo y los croquis, para una fácil ubicación de las trampas. Con el tiempo este código único de la trampa nos va a servir para obtener la información histórica de la trampa, en otras palabras el código único es el nombre propio de la trampa.

Para hacer comparaciones de niveles poblacionales de la plaga en espacio y tiempo, donde se puede tener diferentes densidades de trampeo y variaciones en los días de exposición, se utiliza el M.T.D, que es moscas capturadas por trampa y por día, el cual puede ser fértil o estéril, y por cada tipo de trampa.

Una detección oportuna, permite un control oportuno y que se pueda alcanzar la erradicación de la mosca del Mediterráneo, que es el objetivo principal del Programa MOSCAMED.

Copyright © 2010-2017 Compuservice WebDesigns