Manejo y Liberación de Insecto Estéril en Guatemala



CENTRO DE EMPAQUE DE ADULTO FRIO, CEAF,RETALHULEU, GUATEMALA



Se observa el traslado y recepción de pupas, el empaque en torres, el alimento por criba, las salas de emergencia, noqueo y colecta, cajas liberadoras y traslado a pista, preparación de avión para carga, máquinas de liberación y ensamblado de cajas liberadoras, despegue de aéronave, liberación en campo, cópula Macho y Hembra.

TRANSPORTE DE PUPA

TIPOS DE TRANSPORTE

Se utilizan vehículos climatizados con una unidad de refrigeración programada con temperatura de 18 +/- 2 0 C. En el caso que por emergencia se requiera transportar el material biológico por vía aérea, se debe contar con personal especializado y supervisar constantemente los movimientos de embarque, traslado y desembarque.

La pupa es empacada dentro de bolsas nylon con un nivel bajo de oxigeno (hipoxia), esto con la finalidad que la pupa merme su metabolismo y desarrollo durante el transporte. El nombre de estos cilindros en relación al irradiador es Shepherd, transportados en canastas plásticas. Se debe contar con una sala para la recepción con una temperatura de 21 a 23 0 C para mantener el material biológico hasta que sea empacado.

PREPARACIÓN DE ALIMENTO PARA EL ADULTO

ALIMENTO LIQUIDO

Para la preparación del alimento se utilizan ollas eléctricas de acero inoxidable conocidas como marmitas con capacidad de 200 lts. Los ingredientes utilizados son los siguientes: Agua, agar, benzoato de sodio y azúcar.


Los ingredientes utilizados son: Agua, azúcar, benzoato de sodio (preservante).

Procedimiento de preparación: Se debe pesar el azúcar, benzoato de sodio y medir volumen del agua. La dosis para 180 litros de agua, 71 libras de azúcar, 0.09 libras (39.6 gr.) de benzoato de sodio como preservante, ésta mezcla se hace en un tonel de 52 galones. Para homogenizar la mezcla se utiliza unos agitadores eléctricos Mod. C4C17FB21E de 1,725 RPM activados por 10 minutos

EMPAQUE DE LA PUPA Y ALMACENAMIENTO EN SALAS DE EMERGENCIA

EMPAQUE EN TORRES

DLas torres están conformadas por 24 cribas, cada criba está compuesta por dos marcos que forman un espacio aéreo, cuatro ganchos externos para evitar fugas de mosca, tubo de PVC (recipiente para el alimento), una esponja y una pieza de tela (pellum) con corte rectangular, dos canales donde va colocada la pupa. Cada canal lleva 12,500 pupas, para un total de 25,000 pupas por criba, obteniendo un gran total de 600,000 pupas por torre. Luego por medio de un dosificador electrónico, se colocan 500 cc de dieta líquida por tubo. Un extremo de la esponja se sumerge en el tubo de PVC llevando el alimento por capilaridad con el otro extremo de la esponja a la tela que va colocada sobre la criba; logrando así la disponibilidad del alimento para las moscas al emerger de los canales.

MANEJO DE TORRES:

Cuando está terminado el ensamblado de las cribas con pupa en la torre y con su alimento, son movidas y ubicadas en salas de emergencia climatizadas con 21 a 23 0 C y humedad relativa de 65 a 75%. Las torres se colocan en doble fila con los tubos a los laterales, dejando un espacio de 45 cms. entre cada doble fila. La permanencia del material biológico será por 6 días, en completa obscuridad para que permanezca en reposo y conserve su energía hasta su liberación en el campo. Para llevar el control de la humedad relativa y temperatura se usan unos higrotermómetros, hobos y termómetros a los cuales se les hacen lecturas cada cuatro horas.

PROCESO DE LIBERACIÓN

COLECTA DE MATERIAL BIOLÓGICO

Seis días después de haber empacado la pupa dentro de las torres, la mosca alcanza su madurez sexual; lo que indica que está lista para ser liberada en el campo. La mosca adulta es un insecto muy activo por lo que es necesario inmovilizarla para poderla colectar y la única manera de hacerlo es exponiéndola durante 45 a 60 minutos al frío. Para este proceso se trasladan las torres a los cuartos fríos e introducidos cuando se tiene una temperatura de 0 a 2 0 C. Al alcanzar el adulto un estado inactivo, ingresa personal de colecta utilizando unos embudos con cables en el centro, procediendo a separar los canales con residuos de pupario, voltear y sacudir las cribas, luego recibir la mosca en una caja plástica ubicada en el fondo del embudo. Posteriormente se obtiene el peso en libras y luego se vacía la mosca en cajas metálicas con capacidad promedio de 100 libras de adulto volador. Las cajas de liberación se enfrían con anticipación en el cuarto frío, las cuales sirven para transportar la mosca a pista y durante el vuelo.

Para el traslado de la mosca colectada a pista, se tiene asignado un camión con una unidad de refrigeración que se enciende 30 minutos antes para ser climatizado y alcanzar una temperatura de 0 a 6 0 C rango de temperatura que debe conservar desde el cargado hasta el traslado a la pista de aviación. Las cuatro cajas liberadoras conteniendo los adultos inactivos son introducidas dentro del furgón del camión y son trasladados a la pista. Se ha implementado la técnica de liberación de adulto frío en donde se utilizan aviones tipo Let 410 UV. Dentro de los aviones, se encuentran las máquinas liberadoras, estas son encendidas con 30 minutos de anticipación, por medio de corriente externa para alcanzar una temperatura de 0 a 3 0 C. Se ingresan las cajas de liberación a las aeronaves, las cuales deben manejarse con cuidado, asegurándose a la base del avión por medio de sujetadores o clips. La aeronave cuenta con un sistema de localización vía satélite AG- NAV, lo cual permite programar la ruta de vuelo que el piloto seguirá para realizar la liberación, registro de los polígonos o bloques de liberación. Así mismo permite identificar el punto donde se activaron y desactivaron los tornillos sin fin de la máquina liberadora. La liberación se lleva a cabo a una altura entre 1,000 a 6,000 pies sobre el terreno, el tiempo de liberación depende de la cantidad de moscas y número de líneas que realice. La velocidad de liberación de la aeronave es de 240 a 250 kilómetros por hora. Cada vuelo será impreso a fin de verificar su correcta ejecución, con sus respectivos datos técnicos de apoyo.

LAVADO DEL EQUIPO UTILIZADO:

EEsta actividad se realiza después de efectuada la colecta de la mosca, trasladándose las torres, tubos, tela (pellium) y esponjas al área de lavado. Se utilizan dos lavadoras eléctricas industriales para las cribas, el lavado es agua a presión por medio de jets o boquillas, dirigido a todo el componente de la criba. Adicional uso de hidrolavadoras eléctricas para limpieza de los otros componentes, uso de recipientes con agua para el lavado de la tela y esponja. Luego del lavado, se traslada al patio de secado al sol. Posteriormente el equipo seco se traslada al área designada para el empaque del siguiente día.

Copyright © 2010-2021 Compuservice WebDesigns